Heart Hackers
¡Hola y Bienvenido a Heart Hackers!, El hack como nuestra aficion principal, es entretenido, divertido y creativo. Nosotros como preferencia apreciamos el Poke-Hacking, que es el arte de Crear juegos de Pokemon a partir de otros ya existentes.

No dare mas la "lata" con todo esto, espero disfrutes tu visita.

¿Eres miembro, quieres crearte cuenta?
¡Conectate / Registrate!
Heart Hackers

Para los Hackers de corazon


No estás conectado. Conéctate o registrate

El Bloque de la esquina 42

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 El Bloque de la esquina 42 el Vie Jun 05, 2009 10:35 am

Infinitive13

avatar
Administradores
Administradores
Se trate de una Historia que escribi hace un tiempo, y pronto retomaré, no tenia titulo pero tras pensarlo mucho, decidí llamarllo, el Bloque de la esquina 42
Aqui les dejo Capitulos 1 & 2

Nombre: Nacho
Trabajo: Tocaba en una banda de rock callejera y con eso se pagaba sus necesidades.
Aspecto: Heavy, corpulento y con barba blanca
Carácter: Sucio, vago, desordenado, chapucero, fiestero y simpático
Vivienda: Actualmente comparte piso con Rodrigo en el 3•A


Nombre: Rodrigo
Trabajo: Comercial
Aspecto: De pelo moreno, repeinado, delgadito, medianamente alto y de ojos azules
Carácter: Jovial, alegre, desordenado, elegante, simpático y amigable
Vivienda: Actualmente comparte piso con Nacho en el 3•A


Nombre: Jaime
Trabajo: Becario en estudio cinematográfico
Aspecto: De pelo moreno, algo bajito, con gafas simples que no destacan y siempre
sonriente
Carácter: Positivo, jovial, tranquilo, paciente, original, extremadamente cuidadoso
Vivienda: Vive con su pareja Marta, en el 2•A


Nombre: Marta
Trabajo: Ninguno (Mantenida por Jaime)
Aspecto: Bajita, de pelo liso castaño, ojos verdes apagados.
Carácter: Nerviosa, perfeccionista, con prontos malos y agresivos y pesimista
Vivienda: Vive con su pareja Jaime, en el 2•A


Nombre: Lucas
Trabajo: Escritor
Aspecto: Rubio, formal, poco original con un bigote jovial y rubio.
Carácter: Tranquilo, paciente, extremadamente limpio
Vivienda: Vivía solo en el 1•A hasta que Serena, su madre se mudó allí.


Nombre: Serena
Trabajo: Jubilada
Aspecto: Bajita, peleona, entrometida, con teñido rubio fuerte. Es más de lo que
aparenta.
Carácter: Justiciera, problemática, perfeccionista, defensora y criticona
Vivienda: Se mudó con su hijo, porque su marido le echó de casa


Nombre: Carmen
Trabajo: Ninguno, mantenida por sus padres
Aspecto: Alta, castaña, de pelo liso, ojos negros y piel blanca, de rostro infantil
Carácter: Sexualmente atrevida, simpática, curiosa, valiente y lanzada
Vivienda: Vive sola en el 3•B

Nacho: Pero Rodri, ¿Por qué estas tan arreglado? ¿Y ese traje?

Rodrigo: Es un frac de mi padre, de cuando su boda

Nacho: Ah… ¿Qué vas a salir?

Rodrigo: Deja de hacer preguntas ya estoy suficientemente nervioso.

Nacho: Pero, ¿¡Vas a salir!?

Rodrigo: ¡Si!, si, voy a presentarme con la nueva vecina que creo que es soltera
haber si por fin cae alguna, porque vaya mesecito que llevo tio.

Nacho: Ya decía yo que si no te querías cepillar a alguna muchacha no era normal
verte de traje.

Rodrigo: Oye, ¿Has visto mi crema de espuma para el pelo?

Nacho: Se la comió tu perro “desgraciao”- sonrió –

Rodrigo: Solo Sancho podría comerse esa basura de los chinos

Rodrigo y Nacho: Jajajajaja – rieron




Jaime: Veras Marta que nuestro nuevo piso será genial, me han hablado muy bien del
barrio, me menciono tu madre algo de una nota. – dijo sonriendo enrojecido

Marta: No se Jaime, ni siquiera hemos visto la casa.

Jaime: Agarra esta caja con cuidado que voy a abrir

Marta: ¿Por qué con cuidado?

Jaime: Lleva la vajilla que me regalo mi madre en nuestra boda

Marta: ¿Aun la guardas? ¿No te dije que la tirases? – gruñó

Jaime: Deja las discusiones, ya hablamos de eso en su momento

Marta: Uffffff….

Jaime: Bueno ya esta, ¡Nuestro nuevo hogar!





Lucas: Entonces, reflexionando tomó la tremenda decisión que quizás le costaria
la vida, o la pareja o el suicidio.

Bien, bien, ahora un descanso para darte de comer Robert. – dijo mientras servia
en un bol comida para su perro.-

La historia no esta mal ahora es cuestión de buscar mi propio estilo como
escritor de novelas, jejeje.


¡Ring, ring, ring!

Lucas: Mierda el teléfono ahora que estaba tan concentrado- corrió hacia el que estaba
en la mesita de noche de su cuarto.

Lucas: ¿Hola?

Serena: Hola cariño, ¿Como estas?

Lucas: ¿Mamá?, ¿Pero no decías que no querías volver a hablarme?

Serena: Ay hijo mío – suspiro – ya no me importa que seas escritor, si quieres perder tu
vida de esa manera, yo no soy nadie para detenerte.

Lucas: ¿Y entonces para que has llamado?

Serena: Lucas, tenemos que hablar…




Nacho: Bueno machote a cortejar a una damisela – dijo mientras le guiñaba

Rodrigo: Gracias, adiós – dijo abriendo la puerta

Nacho: Y suerte bandido, la necesitaras

Rodrigo: Ya dije GRA-CIAS – dijo irónicamente

- cerró la puerta y se acercó a la puerta de enfrente. –

Rodrigo: Quizás sea muy precipitado, a lo mejor esta casada… o peor, ¡Travestida!
- No debes preocuparte Rodrigo ya eres mayorcito como para montar un pollo
en el portal de su casa.

Carmen: Hola, te he escuchado desde el otro lado de la puerta, se puede saber, ¿Que
quieres?

Rodrigo: Hola soy Rodrigo, el vecino de enfrente venia a saludar y…. – fue
interrumpido por ella. –
Carmen: Disculpa, ¿Que has venido a tirarme los tejos?

Rodrigo: Ammm…

Carmen: No respondas, pero mírate que patético, intentado cortejarme, - rió – pero si
hueles igual que mi desinfectante de baño.

Rodrigo: ¡Eh! No nos pongamos a la defensiva, yo solo intente ser amable. – dijo
elevando el tono de voz

Carmen: Y lo conseguiste – guiñó – recógeme esta noche a las 10:00 te llevare
a un lugar espectacular, no has comido en un sitio así nunca. – cerró la puerta
con un portazo fuerte, que casi lastima a Rodrigo.




Jaime: Preciosa

Marta: ¿Otra vez te pones poético? Pero fíjate bien, si tiene descorchado en todas las
paredes, y este suelo, que hortera como se nota que la casa la eligió tu madre.

Jaime: Deja a mi madre en paz, mi madre es una santa, de no ser por ella no nos
hubiésemos permitido el lujo de comprar este piso.

Marta: Mi madre no se que, mi madre no se cuanto… ¡Deja de hablar de tu madre!

Jaime: ¡MARTA JODER SIEMPRE ME SACAS DE MIS CASILLAS! - grito

Marta: ¿¡QUE QUIERES QUE GRITE TAMBIEN!? – grito irónicamente

Jaime: ¿¡Por qué siempre acabamos ASI!? – dijo elevando el tono brevemente

Marta: No lo se cari, será por culpa de tu madre supongo

Jaime: ¡QUE DEJES A MI MADRE!

Marta: Tranquilo querido, tranquilo




Lucas: ¿Qué se supone que quieres?

Serena: He discutido con tu padre y me ha echado de casa, me podrías acoger un tiempo
en tu piso, se que es pequeño pero me lo debes, piensa que yo te avalé y sin no
fuera por mi, estarías viviendo en la calle.

Lucas: ¿Papá te echo? – sonrió – jejejejeje, igual que hizo conmigo. - añadió

Serena: Hijo no estoy de bromas, guarda tus idioteces para escribir en el libro.

Lucas: ¿Entonces vienes o no?

Serena: Estoy llamándote desde el rellano, ayúdame con la maleta que empieza a pesar.

Lucas: Te dejo – colgó y salio corriendo a abrir la puerta

Lucas: Mamá deja la maleta en el suelo y entra que ahora la llevo yo – dijo agachandose
a por ella.

Serena: Si en el fondo hice bien en quedarme contigo cariño – dijo mientras le
acariciaba la cara.

Lucas: Mamá déjame que las maletas pesan




Rodrigo: ¡Toma! – grito intentando guardar las formas

Nacho: Te dije que lo conseguirías tigre

Rodrigo: ¿Qué has estado escuchando desde el otro lado de la puerta?

Nacho: Las paredes son muy finas y mis oídos muy curiosos

Rodrigo: Que mamón eres – dijo riendo

Nacho: Por supuesto, ¿Que tipo de compañero de piso seria sino?

Rodrigo: ¿Uno normal? - sonrió

Nacho: ¡Claro que si!

Rodrigo: Jajajajajaja, hice bien en compartir piso contigo

Nacho: Por cierto, el recibo de la luz nos llego esta mañana ¿A quien le toca pagarlo?

Rodrigo: A ti grandullón – sonrió

Nacho: Pues los compañeros de piso como yo no pagan sino les invitan a cenar

Rodrigo: ¿No tienes dinero?

Nacho: No, además que mas te da si tienes mas que de sobra. Dame 20 Euros y ya me
busco la vida

Rodrigo: Cógelos de mi cartera

Nacho: Te los cogí antes, sabia que me los dejarías.

Rodrigo: Joder tío, la próxima vez avisa.




Jaime: Siempre acabamos así, ¡SIEMPRE!

Marta: Te ciega la ira cariño.

Jaime: Me ciegas tu, zorra… - susurro

Marta: ¿Has dicho algo? – dijo dudosa

Jaime: Te queda muy bien esa blusa cari

Marta: Mmmm… gracias – mencionó

Jaime: Bueno me voy a sentar, me siento mareado del traslado a esta casa

Marta: ¿Dónde? Todavía no abrimos la caja con las sillas – nombró y hizo una pequeña
seña a Jaime, parecía que disfrutaba verle enfadado

Jaime: Da igual, me tumbare en el suelo, ahhhhh… - dijo bostezando al terminar la frase

Marta: Vamos Jimmy no te enfades dame un besito – dijo mientras se tumbaba encima
de él.




Serena: Madre mía, hijo estoy asombrada, que elegante tienes la casa

Lucas: Es cuestión de practica, o eso decías tú.

Serena: Venga hijo dejame agradecertelo.

Lucas: ¿El que?

Serena: ¿Me dejas vivir aquí no?

Lucas: Ah.. mmm.. es muy pronto para decir eso, digamos que te he acogido un tiempo.

Serena: Pues venga dime en que te puedo ayudar

Lucas: Ahora que lo dices mamá, tengo unas bolsas de basura que debo tirar.

Serena: Yo me encargo hijo.


_____________________________________________________________________

Nacho: Pues nada, gracias – dijo bajando las escaleras hasta llegar al bajo.


_____________________________________________________________________

Serena: Por dios, que comerá este niño para que las bolsas huelan tan mal – dijo
mientras bajaba con la bolsa por el ascensor.

_____________________________________________________________________


El destino quiso que Nacho y Serena se encontrasen en el portal que daba a la calle
pero ellos hicieron el resto.

_____________________________________________________________________

Ver perfil de usuario

2 Re: El Bloque de la esquina 42 el Vie Jun 05, 2009 10:35 am

Infinitive13

avatar
Administradores
Administradores
El mensaje es muy largo y el capitulo 2, no cabia entero, asi que lo pongo aqui:

Serena: Perdone, usted que parece fuertote, ¿Podría ayudarme con las bolsas de basura?
- dijo mientras salía del ascensor al portal.

Nacho: Si claro señora.

Serena: No me he presentado, soy Serena, la madre de Lucas

Nacho: ¿Lucas?

Serena: El escritor

Nacho: Es..escr.. escri… ah… el vecino ese rarito, uno que tiene bigote rubio.

Serena: Mas o menos – dijo extrañada

Nacho: Pues encantado yo soy el compañero de piso de Rodrigo, el motero de la barba
blanca o como me conocen aquí.

Serena: Tu tienes que tener a mas de una mujer en la palma de tu mano ¿Verdad?

Nacho: ¡Jojojojo! Ya me gustaría, pero no. Estoy soltero, entre usted y yo. Debe saber
que la única mujer que paso por mis brazos se automedicaba y acabó
suicidándose – mencionó cambiando el tono de dicharachero a serio.

Serena: Cuanto lo siento, a mí mi marido me ha echado de casa. Pero no por eso
debemos dejar de vivir. ¿Querrías venir de fiesta conmigo?

Nacho: Pues... tengo 20 Euros – dijo


Serena: Tranquilo, tengo una amiga que trabaja en un local de por aquí y nos deja todo a
mitad de precio.

Nacho: Si es así vamos – sonrió levemente, algo no habitual en él.




Rodrigo: 9:59 y 50 segundos, 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1, 0 – tocó el timbre

Carmen: Ya voy – dijo a través de la puerta con un tono algo sensual.

Rodrigo: Espero aquí Carmen, por cierto, traje ese perfume que tanto te gustó
esta tarde.

Carmen: ¿El de olor a desinfectante?

Rodrigo: Si, ese mismo

Carmen: Que gracioso eres, pero esto te gustara más – dijo mientras abría la puerta

Rodrigo: ¡Guau! – dijo sorprendido.

Carmen, estaba desnuda frente a el con el pelo algo mojado por la ducha y en su casa se
olía un ligero aroma a rosa silvestre que solo el sutil olfato de Rodrigo podría distinguir.

Carmen: Entra dentro

Rodrigo: ¿Pero no ibas a llevarme a comer?

Carmen: Pero hoy no vas a llenar tu estomago – dijo atrayentemente – Vas a llenar tu
apetito sexual, vamos tigre.

Rodrigo: Ya se a donde quieres llegar – guiñó

Carmen: Quítate tu traje de frac

Rodrigo: Descuida – dijo desabrochándoselo

Carmen: La noche va a ser muy larga – dijo acercando su cuerpo desnudo al suyo. –
mientras se besaban cerró la puerta cuidadosamente.




Lucas: Bueno ya terminé el segundo capitulo, empecemos con el tercero

¡Ding…!


Lucas: La puerta, ¿Quién será a estas horas? – dijo dejando el ordenador para poder
atender al timbre.

Lucas: ¿Quién es?

Marta: Hola, somos los vecinos de arriba – dijo tras la puerta

Lucas: ¡Ah! Hola, soy Lucas – dijo mientras abría esta

Lucas: Eres preciosa, ¿No serás por casualidad soltera? – comentó sonrojándose

Marta: … ah….

Jaime: No, no lo es, esta recién casada, ves – dijo enseñándole la alianza de boda de la
mano de Marta

Lucas: Bueno… - suspiró - ¿Y a que habéis venido? – pregunto

Marta: Estamos desempaquetando cajas, nos acabamos de mudar, y se hace tarde y no
tenemos nada para cenar… si no te es molestia darn… - fue interrumpida por él

Lucas: No, nada, sin problemas, aquí creo que tengo algo de la comida de ayer que
no creo que me coma.

Marta: ¿Ves?, parece amable el hombre – susurró al oido de Jaime

Jaime: Tiene cara… como de imbécil – susurró algo mas alto

Lucas: ¿Habéis dicho algo?

Marta y Jaime: No, no, nada

Lucas: Vale – dijo acercándose a la puerta con un plato tapado por un papel de cocina

Marta: Gracias y hasta otra….

Lucas: Esperad, no seáis tan impacientes, todavía no me habéis dicho como os llamáis

Marta: Yo soy Marta y este es Jaime

Jaime: Bueno Lucas gracias – dijo cerrando la puerta con lo que pareció ser un rostro
sonriente.




Rodrigo: Guau Carmen que noche me has hecho pasar – dijo acariciándole el pelo

Carmen: Ya te has levantado Rodri… - dijo muy adormecida

Rodrigo: Si, es que estaba pensando en un asunto – dijo reflexivo

Carmen: ¿El que? – dijo intrigada por el comentario

Rodrigo: Si este edificio tiene 8 viviendas, ¿Como es que solo hay habitados
3 pisos?

Carmen: Yo conocía en el 2•A, a su antiguo “habitante”, se llamaba Roberto…

Rodrigo: ¿Roberto? ¿De que me suena este nombre…?

Carmen: Era ocupa del piso, no compró la vivienda

Rodrigo: ¡ROBERTO!, ya se de que me suena

Carmen: Explícate – dijo emocionada

Rodrigo: Me llego una carta a su nombre, pero la dirección…estaba mal puesta

Carmen: ¿Qué decía?

Rodrigo: 4•A, y es curioso, ya que este edificio no tiene cuarto piso

Carmen y Rodrigo: ¡LOS TRASTEROS! – dijeron simultáneamente




Jaime: Marta por favor, déjame pensar, esto no funciona bien. – dijo frunciendo el ceño

Marta: Pero… - tartamudeo

Jaime: No Marta, voy al trastero a dejar unas cajas de la mudanza y me daré un paseo

Marta: Bueno Jaime… lo que usted quiera, jejeje – sonrió irónicamente

Jaime: No bromeo Marta, no es una broma




Carmen: ¿Qué haces?

Rodrigo: Me visto rápido, voy a subir al trastero de la comunidad

Carmen: ¿Enserio crees que puede vivir alguien ahí?

Rodrigo: No lo se, por eso subo

Carmen: Voy contigo – dijo mientras salió de la cama desnuda
Rodrigo: ¡Tapate por favor!

Carmen: ¿Por qué? – dijo en un tono muy sensual

Rodrigo: Pues… porque…

Carmen: ¿Acaso te sientes acosado?

Rodrigo: No, no es eso, mmm… es que vas a resfriarte




Jaime: Dichosa Marta, maldito el día que contraje matrimonio con ella – dijo subiendo
por las escaleras, ya llegando al tercero

Rodrigo: Hola, ¿tu debes ser Jaime no? – dijo sorprendido al verlo.

Jaime: Tu…

Rodrigo: Si yo soy Rodrigo

Jaime: ¿Rodrigo? perdón, te confundí con otro, pensé que eras un tal Nacho

Rodrigo: Jejejeje, Nacho es mi compañero de piso el de la barba.

Jaime: Bueno es saberlo

Rodrigo: ¿Y a donde ibas si se puede saber?

Jaime: Iba a dejar unas cajas al trastero

Rodrigo: Genial, yo tenia que subir también a llevar algo

Jaime: Pero si no tienes nada

Rodrigo: Ya es que lo tengo en casa

Jaime: ¿Y que hacías en casa de la otra vecina?

Rodrigo: ¡Joder Jaime! deja de hacer preguntas absurdas, me lío yo, te lías tú, nos
liamos todos

Jaime: Yo contigo no me liaría, como mucho podemos ser amigos

Rodrigo: Tira ya “parriba” coño – dijo estresado mientras empujaba a Jaime

Jaime: Vale, vale


Carmen: ¡Rodrigo espérame!

Rodrigo: Bajo luego Carmen – grito mientras subía las escaleras

Carmen: Bueno, si hay alguien viviendo en el trastero, me enterare en cuanto bajen




Nacho: Madre mía, que resaca

Nacho: ¿Dónde estoy?

Nacho: No recuerdo nada

Nacho: Haber Nacho, haz memoria, ayer, ayer salí de fiesta con una señora mayor

Serena: Yo diría que el señor mayor eres tú amiguito – dijo acercándose lentamente
al sofá, que era donde estaba tirado Nacho

Nacho: Mira quien habló… Serena, al nacer debieron llamarte borracha, yo no seré
tan fiestero como una señora de 60 años, pero al menos me puedo mantener de
pie, alcoholizado o no… - dijo mientras los ojos se le cerraban poco a poco

Serena: Duerme un rato mas abuelo.

Nacho: Descuida hija mía – dijo adormilado, y tras esto empezó a roncar

Serena: Y no te levantes hasta que salga el sol

Lucas: ¿Y que mas mamá? ¿Qué se tome sus pastillas para la demencia senil? – dijo
apareciendo en pijama de repente

Serena: Aun es joven, y no tiene problemas.

Lucas: Yo no diría exactamente eso, por lo que veo, el pulso al mear le falla

Serena: Jaja, hijo mío no digas tonterías

Lucas: ¿Tonterías?, el charco de meado que hay en mi alfombra no es una tontería




Rodrigo: Tu tendrás llave supongo, así que abre tú.

Jaime: A eso voy, tranquilo – dijo abriendo la puerta

Rodrigo: ¿No hueles algo raro?

Jaime: Cierto. – añadió brevemente



Lo que encontraron, les dejo asolados, no se imaginaron nada parecido.
Lo que encontraron, no era nada espacialmente llamativo, pero nadie imagino nada así.

Dos vagabundos mal vestidos, fumando porros, con el trastero lleno de humo, y una pequeña lámpara, que era la única luz de la habitación.



Roberto: Adon, no notas el aire sucio

Adon: Jajajaja, el aire esta hecho una mierda – dijo, de manera peculiar, parecía que le
costaba pronunciar bien

Roberto: Espera, ¿No ves nada?

Adon: No me veo ni las manos, jajajaja – rió mostrando toda su amarillenta dentadura

Jaime: Disculpad, ¿Qué hacen ustedes aquí?

Adon: Nos habla de usted…

Roberto: Espera, ¿Tu no eres el que compro el 2•A?

Jaime: Si, lo compre con mi mujer – susurró

Roberto: Tu fuiste el gilipoyas, que me dejó sin casa

Rodrigo: Tal como dijo Carmen – dijo para sus adentros

Jaime: ¿Pero que problema tienes?, el 2•B y el 1•B están también desabitados

Roberto: Es porque sus dueños la alquilan, además, no están amuebladas. Yo quiero
vivir en tu casa

Jaime: Mmmm.. Quizas puedas – dijo pensativo

Ver perfil de usuario

3 Re: El Bloque de la esquina 42 el Vie Jun 05, 2009 10:51 am

XtremeColdMind

avatar
Administradores
Administradores
Como sabras, me encanta la historia,
ojala la continues, lo espero con ansias
adews

Ver perfil de usuario http://hearthackers.superforo.net

4 Re: El Bloque de la esquina 42 el Sáb Jun 06, 2009 4:41 am

flash

avatar
Principiante
Principiante
tio
tienes ke escribir un libro
llamas a una editorial
escribes tu historia por completo
y ganas pasta
y luego
si ai suerte
un betseler
y aran una peli sobre tu libro =D
weno ke me encanta tu historia
xau!

Ver perfil de usuario

5 Re: El Bloque de la esquina 42 el Dom Jun 07, 2009 11:05 am

carmamo

avatar
Iniciado
Iniciado
XD a mi tambien me gusto la historia...¡ah! y me gusto mucho el comentario de flashXDD

Ver perfil de usuario http://ceu-mania.superforo.net

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.